lunes, 19 de noviembre de 2012

¿Por Qué se Cae un Candidato?

Equipos que llegan a paso firme hasta la punta y, de una fecha para otra entran en un tobogán que los baja de la cima. Equipos que  hacen gala de un juego sólido, contundente, y de repente sufren un traspié inesperado que los hunde en un mar de dudas. La pregunta siempre es la misma: ¿Por qué se cae un “Candidato”?
¿El equipo se olvidó de un día para otro el libreto que lo puso en los primeros planos? ¿Los rivales descubrieron sus secretos y se acabó la magia de golpe?
Razones puede haber miles, pero a la hora de buscar un factor común, sin lugar a dudas hay que empezar a buscarlas en el “factor humano”.
Cuando un equipo se manca un par de fechas antes del final, las razones suelen apuntar a la presión y en especial a aquellos que no la pudieron manejar, con los Jugadores y el DT en la mira, claro.
La Presión… ¿Qué es la Presión? La Presión es una construcción absolutamente subjetiva, que tiene directa relación con la manera en que cada uno decodifica el estimulo externo. Así, ante la misma situación (una hinchada cantando o estar a dos partidos del final del torneo y del titulo, por ejemplo) un jugador sentirá un plus de energía, mientras que otro, por el contrario, puede sentirse demasiado comprometido con ese aliento y lucir atado.
Se puede leer en las páginas de “El Psicólogo del Club”: Cuando la presión nos desborda, nuestra capacidad de análisis y observación de la realidad se achican considerablemente, provocando que nuestra percepción de algunos hechos no sea del todo confiable, porque inconscientemente nos empezamos a enfocar en el lado oscuro o negativo de las cosas, y no en aquello que puede servirnos como disparador positivo.
Muchos, ante la crisis, piensan: ¿Y ahora cómo salimos? La crisis, en ese momento, ya está instalada y seguramente, el campeonato se perdió. Buscamos soluciones cuando el agua nos tapa, sin darnos cuenta que se podrían prevenir.
¿Cómo? Y, si el problema está en el “factor humano”, aprendiendo a trabajar sobre esas estructuras para fortalecer individual y colectivamente al grupo para que llegue fuerte a los momentos de tensión, y así la presión no contribuya a la temida situación de “Fuera de Foco”.
Y eso, generalmente, suele ser tarea del Psicólogo, ya que no todos los Entrenadores tienen la capacidad o formación necesarias para anticipar este tipo de cuestiones; y a aquellos que si tal vez la tienen, muchas veces les falta tiempo o energía para ocuparse de las vivencias de sus jugadores. Entonces… ¿Por qué no pedir ayuda y sumarle una pata más a tu equipo de trabajo?
Patear para adelante es propio de la condición humana. ¿Para que preocuparme hoy? Pero lo cierto es que esas preocupaciones o temas que dejamos para otro momento porque ahora estamos arrancando o “en la buena”, a veces se nos vienen en contra cuando la realidad nos sorprende con un resultado inesperado o adverso. ¿Por qué esperar a perder el campeonato para lamentarnos de la pérdida de control o lamentarnos de no haber apostado por la prevención?
 
Germán Diorio
Psicólogo - Especialista en Deportes
@germandiorio

5 comentarios:

Álvaro Sancho dijo...

Felicitaciones por el articulo German, muy bueno.. me queda una duda, en general se podria decir que esto pasa, mas que nada en el alto rendimiento y en estaios donde hay mucha presion y hay medios de comunicacion atras de forma permanente que se hacen eco de los buenos resultados de un equipo o al reves cuando esta en las malas.. ¿que tecnicas se podrian utilizar cuando a priori sabes que la subjetividad de cada jugador percibe la presion de forma personal y la forma de trabajar la presion es percibida de forma diferente en cada uno? Saludos!

Álvaro Sancho dijo...

Felicitaciones por el articulo German, muy bueno.. me queda una duda, en general se podria decir que esto pasa, mas que nada en el alto rendimiento y en estaios donde hay mucha presion y hay medios de comunicacion atras de forma permanente que se hacen eco de los buenos resultados de un equipo o al reves cuando esta en las malas.. ¿que tecnicas se podrian utilizar cuando a priori sabes que la subjetividad de cada jugador percibe la presion de forma personal y la forma de trabajar la presion es percibida de forma diferente en cada uno? Saludos!

Carlos J. López dijo...

Totalmente de acuerdo Germán, lo he vivido y lo veo continuamente alrededor. Pero ¿por qué los directivos no actúan consecuentemente y hacen factible nuestro trabajo?. Pocos están trabajando en la élite, mientras ya nadie cuestiona la labor del fisio o el preparador físico, o del ayudante de scouting

German Diorio dijo...

Alvaro, gracias por los elogios, me alegra que te haya gustado el post. Esto pasa en todos los ambitos, porque presion siente cualquier persona / deportista, incluso el que juega campeonatos de fin de semana con amigos, a pesar de que se supone que uno, fuera del ambito profesional, debería jugar solo por placer, ¿no?
Respecto a las técnicas, hay variadas. En lo grupal, la base es la comunicación, hablar para compartir pesos y experiencias, para reconocer quienes sufren mas la presion para ayudarlos y tambien para que esas experiencias compartidas sirvan para tirar abajo mitos y barreras.
Abrazo Grande

German Diorio dijo...

Carlos, me alegra que compartas el punto de vista. Queda mucho por hacer en materia de difusion y perfeccionamiento de la tarea de los psicologos, para que podamos terminar de ser aceptados como una rueda de auxilio mas en cuerpos tecnicos y planteles. Queda aun mucha reticencia por combatir, jaja. Especialmente, en lo que tiene que ver con el desconocimiento acerca de "que podemos aportar".
Abrazo Grande.